2 feb. 2009

Francisco Caro

El pasado viernes, 23 de enero, José María González Ortega, poeta de Ciudad Real, largamente poeta, hondamente lector de poesía, ha presentado en Ciudad Real su segundo libro "Hablar con el silencio". Consciente que la poesía habita en el hueco que separa la palabra del silencio, José María ha querido llenarlo con las sugerencias que las lecturas de sus poetas más cercanos le han ido provocando. González Ortega, que fue alma mater de "Poesía última", antología inexcusable para el conocimiento de la poesía finisecular manchega, trabaja ahora, con el mismo afán, en otro empeño que pretende dejar constancia de su estado actual.

Estuvo acompañado -arropado, mejor- por Pedro A. González Moreno, poeta y hermano de afectos, por Emilio Arjona, manchego, periodista y autor del prólogo, por Marina González, su hija, y Joseph Albert, actores que recrearon sus textos, por Manuel Ruiz Toribio, amigo de la luz y su registro, autor de las fotografías, además de por el diputado de Cultura, el señor Caballero, y José Luis Loarce, responsable de la colección Ojo de Pez, cuyo número 72 corresponde al libro presentado.

Entre el numeroso público, los poetas de la capital manchega. Entre ellos, Elisabeth Porrero, que ha dejado reflejo del acto en esta crónica para "La Tribuna", diario en el que colabora y que MIENTRAS LA LUZ se complace en reproducir, así como el poema que el autor dedica a Eladio Cabañero.

Blog de Francisco Caro

0 comentarios: