13 may. 2010

Los poetas se vuelcan en la palabra de Miguel Hernández

El acto poético celebrado en el convento de la Merced recogió los versos más representativos de cada una de las etapas por las que pasó el escritor de Orihuela

Diego Farto / Ciudad Real

El poeta José María González Ortega, que fue el responsable de seleccionar los poemas de Miguel Hernández que integraban el recital El rayo que no cesa, que ayer se desarrolló en el claustro del antiguo convento de La Merced, explicó que el criterio de su elección fue mostrar los poemas más representativos de sus distintas etapas.
De esta forma los espectadores que ayer llenaban el pequeño recinto tuvieron ocasión de escuchar versos «sociales, de guerra, de amor y de muerte, en definitiva, la temática esencial del poeta del pueblo».
González Ortega reconoció minutos antes de iniciar la declamación de estos poemas que su recitado requiere «introducirte y sentir el poema, de alguna manera intentar vivir la experiencia que pudo sentir Miguel Hernández en la cárcel», señaló.
Por su parte, Presen Pérez admitió que la poesía del poeta de Orihuela que más le ha impresionado «y más ahora que he tenido que aprendérmelo, ha sido la Elegía a Ramón Sijé», señaló.
En cuanto a la técnica poética de Hernández, su recitadora de ayer llama la atención sobre la sencillez con que conseguía transmitir su forma de pensar.
El acto incluía también la participación de Esteban Rodríguez Ruiz como encargado de trazar la semblanza del poeta, del que este año se cumple el centenario de su nacimiento, quien redujo su intervención a una serie de pinceladas que resumían las diferentes etapas de una vida corta pero intensa.
Rodríguez Ruiz recordó la toma de conciencia que se produjo cuando Miguel Hernández dejó Orihuela y se fue a Madrid. La capital de España y el influjo del poeta chileno Pablo Neruda cambió por completo su forma de entender la sociedad y la vida, puesto que pasó de una concepción católica, muy influenciada por Ramón Sijé, a una visión social.
En el acto intervino también la delegada de Cultura, Carmen Teresa Olmedo, como encargada de dar la bienvenida a los participantes y al público, y el vicepresidente de la Diputación, Ángel Caballero, quien se preguntó hasta dónde habría llegado Miguel Hernández de haber sobrevivido a la cárcel.

0 comentarios: