26 ene. 2012

Peregrino de sueños


Horizontes luminosos en la poesía de Elisabeth Porrero Vozmediano.


Ciudad Real, 20 de enero. Residencia universitaria Santo Tomás de Villanueva. El salón tiene 120 sillas y ponen 25 más, pero siguen llegando familiares, compañeros, alumnos, amigos, poetas de diferentes pueblos de la provincia y Madrid, para acompañar a Elisabeth Porrero en la presentación de su primer libro, “Peregrino de sueños”, nº 81 de la colección literaria Ojo de Pez (BAM, 2012), junto a la escritora Juana Pinés y Ángel Caballero, vicepresidente 1º de la Diputación Provincial y responsable de la Biblioteca de Autores Manchegos.

Ángel Caballero, también sorprendido: “Es el primer libro que presenta la BAM en 2012 y quiero felicitar a Elisabeth por abarrotar el salón de personas amantes de buena poesía. En un año difícil para todos, compruebo que los poetas estáis unidos.” Explicó que esta obra había sido seleccionada entre notables poemarios, “por la calidad literaria y dimensión espiritual de sus versos, desde el origen hasta el final de un peregrinaje lleno de aventuras.”

Juana Pinés (incluida en la dedicatoria del libro), recordó la llegada de Elisabeth al Grupo Literario Guadiana: “Quería ser poeta, me dijo. La invitamos a nuestras tertulias, donde la palabra no tiene fronteras y los estilos poéticos saben convivir. Juana destacó sueños y viajes compartidos: “Aquí retornan, puros, en estos poemas caminantes que son al mismo tiempo geografía interior y sentido de la vida.”


Elisabeth Porrero Vozmediano (Ciudad Real, 1977) es Licenciada en Ingeniería Química y trabaja como profesora de Tecnología. Escribe desde los 6 años. Entre poesía y prosa, ha conseguido 30 premios a nivel provincial y nacional. Componente del Grupo Literario Guadiana y del consejo de redacción de la revista “Manxa”.
Colabora en “Cal y Canto” (Manzanares) y “La hoja azul en blanco” (Alcorcón). Realiza recitales por la provincia de Ciudad Real, Toledo y Madrid. Publica artículos en el diario La Tribuna.

Figura en tres antologías: “Homenaje al Quijote” (Grupo Literario Guadiana. Ciudad Real. 2002), “Inmaduros 26” (Jóvenes Poetas de Castilla-La Mancha. Jesús Maroto. Toledo. 2007) y “Antología Rota” (Grupo Literario Guadiana. Esteban Rodríguez. Ayuntamiento de Ciudad Real. 2007). Ha participado en los “Encuentros Oretania de Poetas” y sus volúmenes “La Palabra ante todo” (2009), “Gotas de
esperanza” (2010) y “Palabra de Amor” (2011).

En su brillante prólogo, Pedro Antonio González Moreno considera la voz de Elisabeth: “de las llamadas a protagonizar, tarde o temprano, un relevo generacional en la lírica de nuestra provincia/.../ nuevos planteamientos estéticos y formales, más o menos inconformistas, deben romper con la lírica de las promociones anteriores.” Nuestro paisano puntualiza que, por varias razones: “La nueva promoción poética, joven y renovadora, no acaba de cristalizar.” (p.9)

El poeta, escritor y crítico literario, conduce al lector con maestría por este primer libro. Encuentra madurez, dominio del lenguaje, románticas cosechas y lecciones valiosas recogidas en los caminos que su ternura recorre: ruinas gloriosas, desiertos, oscuridad, injusticias, niños solitarios, insaciable sed, oasis de esperanza:
“Temas y signos, todos ellos, que aparecen entrelazados en este libro como formando parte de la única tarea del peregrino: la de seguir caminando.” (p.15)

“Peregrino de sueños” invita a conocer otros ámbitos, poblaciones, culturas..., apasionantes escenas atesoradas en la memoria y convertidas en paisajes interiores. Treinta y dos poemas de musicales versos libres, donde crecen luminosos ideales a cada paso del camino: “Enmudecen las cosas/ pidiéndonos a gritos/ que restauremos su verdad más pura/ y sus nombres desnudos/ les mostrarán de nuevo
en los espejos/ sus verdaderos rostros.” (p.49)



Elisabeth Porrero comparte su lírico caminar por significativas ciudades: Londres, Berlín, Lisboa, Estambul, Roma..., y la mochila siempre cargada de mágicos sueños, palabras desnudas que saben combinar tradición y renovación, espacios y tiempos afectivos, buscando mundos olvidados. Amor verdadero, días y noches de laborioso aprendizaje, profundas experiencias, inquietud ante fragilidad y muerte, descritos en su cuaderno de bitácora: “Tu voz es la derrota de todos los olvidos,/ la roca que resiste/ el asedio de tantas erosiones/ o el punto de partida al que volver/ tras regresar de tanto viaje en vano.” (p.21)

Querida Elisabeth, peregrino de sueños, nostalgias, ausencias..., deseo que tu corazón camine por esta vida sembrando nueva luz con sus versos seductores y capaces de decir cómo nos ven unos ojos humanos.

0 comentarios: