5 feb. 2013

Piedra del molino

La prestigiosa revista poética rinde homenaje al maestro D. Antonio Mingote.

Geniales dibujos de D. Antonio Mingote (Siches, 1919/Madrid, 2011) ilustran la revista “Piedra del Molino”, dirigida por el poeta Jorge de Arco, madrileño de sólidas raíces arcenses.

Editada desde 2004, otoños y primaveras rebosan poesía. Luis Alberto de Cuenca (de la RAH) preside hoy su consejo asesor: Carlos Murciano, El Marqués de Tamarón, Juan Van-Halen, Pepa Caro y Pedro Sevilla.

Diríamos manchego, su nombre simboliza “...una calle en Arcos de La Frontera, conocida desde siempre como “Piedra del Molino”, que viene a ser un breve remanso en las pinas cuestas que enlazan el Barrio Alto y el Bajo. En su casa número 4, hubo un molino aceitero -posteriormente, uno de trigo- y su piedra bautizó esta esencial arteria con un nombre que sigue vivo en el decir popular...” (p.1)

Atesora siempre trabajos inéditos de reconocidos artistas (Gregorio Prieto, Manuel Millares, Eduardo Naranjo...), poetas (Juan Ramón Jiménez, Gerardo Diego, José Corredor Matheos...), versiones bilingües nacionales e internacionales, críticas literarias..., y nunca olvida a los autores castellano-manchegos (www.arcosenlared.com).

Mingote, sabio crítico de la realidad y primer humorista gráfico español (“La Codorniz”, ABC y “Don José”) elegido miembro de la RAE (1986), publicó dos novelas, escribió teatro, series de televisión y guiones de películas. Sus viñetas fueron reproducidas en diarios internacionales. Las musas iluminan este quevediano “Soneto de amor de Antonio e Isabel” (cito los tercetos): “Bien despierto, mi amor, los dos soñamos/ esta contradicción que nunca cede,/ la soñada vigilia en que vivimos./ Soñamos nuestro amor y vigilamos,/ despiertos, este sueño que sucede,/ y sucede, mi amor, que no dormidos.” (p.3)

“Piedra del Molino” (Nº 17-Otoño-2012) reúne poemas, traducciones (catalán, euskera, gallego), comentarios de libros... Brillantes poetas en 58 páginas cogidos de la mano; desde los veteranos Tomas Segovia, Antonio Colinas, Jaime Siles o Luis García Montero, hasta quienes utilizan lenguas vernáculas: Perejaume, Aritz Gorrotxategui y Olga Novo.

Ramón Molina Navarrete (Úbeda -Jaén-) descubre “La mesa de Mingote”, sagrado lugar donde brotaban universos, ilusiones, desengaños..., la claridad infinita del “Marqués de Daroca” (título concedido en 2011 por Su Majestad el Rey), censurada muchas veces por la dictadura franquista: “Podrá hacerse ceniza el corazón./ Podrá morir la sed de quien no existe,/ más la voz de Mingote sigue viva,/ y su luz de poeta a lo imposible...” (p.10)

Ángela Vallvey, nacida en San Lorenzo de Calatrava (Ciudad Real), eleva su voz para denunciar impunes atrocidades: “Salgo del lupanar dando traspiés./ Todo es legal aquí./.../ -Cada amanecer me ofrece/ su papelina de luz-./ Mala mujer que reflexiona largo rato,/ debajo de tus gemidos/ esta aventura que no es niebla/ ni noche ni alguna vez.” (p.11)

Libres, desnudas y -sobre todo- verdaderas, necesitamos palabras que nos ayuden a superar oscuros silencios. “Piedra del Molino” continúa su romántica labor cultural, enriquecedora para la poesía, Cenicienta de las letras, y celebrará nueve años en primavera. Felicidades, amigo Jorge. 

0 comentarios: