30 abr. 2017

Quien dice sombra, de Federico Gallego Ripoll

QUIEN DICE SOMBRA
(Premio “Villa del libro” 2015)
“luz presentida por la frente del ciego,
luz mucho más hermosa que la luz.”
(Federico Gallego Ripoll)


Envidiosos le niegan el pan y la sal en su querida tierra, pero esta voz es imprescindible. Hablo de Federico Gallego Ripoll (Manzanares, 1953), uno de los mejores poetas españoles actuales.

Autor del poemario Quien dice sombra (Col. Maravillas Concretas, 2017), ganador ante 329 obras enviadas desde América y Europa (20 países), al Premio de Creación Literaria “Villa del Libro”. Fundado en 2010 por la Diputación de Valladolid, alterna las modalidades de novela y poesía con generosa dotación: 15.000 euros y la publicación de 1.000 ejemplares.

Así valora un selecto jurado que forman críticos y poetas Quien dice sombra: “Precisa reflexión en torno al paso del tiempo, sus implicaciones poéticas y metafísicas. Tiene una estructura muy coherente, cuya lectura se llena de sentido conforme avanza, adquiriendo una dimensión universal. El libro, además, se construye con una precisión impecable desde las grandes lecturas clásicas y modernas, a través de un estilo propio y luminoso”.

Noemí Velasco (Lanza, 14 enero) entrevista a Federico Gallego Ripoll (reside en Mallorca desde 1995, sin olvidar nunca su pueblo, Manzanares): “Escribir es recorrer cada día su propia distancia, y hacerlo a pasos lentos y conscientes; escribir, hablar, entender, compartir... como se respira, sin medirse con nadie, buscando en ese cada día lo que cada día tiene de domingo: su momento de sol. Y ser paciente.”

Poeta cuya brillante trayectoria comienza en 1981 con Poemas del Condottiero (Col. Adonais). Tiene publicados 17 libros, más la selección titulada Un lugar donde esperarte (Antología 1981-2007. BAM. Ciudad Real, 2008). Entre sus premios: Crimen pasional en la plaza roja (accésit del Adonais, 1985), La sal (Feria del Libro de Madrid, 2000), Quién, la realidad (Jaén, 2002), La torre incierta (San Juan de la Cruz, 2004), Los poetas invisibles y otros poemas (Emilio Alarcos, 2006), y Dentro del día, acaso (Ciudad de Badajoz, 2011).

Quien dice sombra reúne 48 poemas ordenados en Mal de aurora (15), Sobre papel mojado (15) y Nosotros soy (18). Luces orientadoras, los títulos son frases o palabras, a veces en latín, entre paréntesis y con letra cursiva. Reproducimos el más breve (Erato): “Esperaba a la lluvia/ en el poema obtuso,/ pero el verbo me puso entre los dedos/ un instante de sol./ Amanecimos./ Y cantaron los pájaros/ sobre el papel desnudo/ un frágil heptasílabo/ lleno de flores blancas.” (p38)

Federico Gallego Ripoll, amigo de todos, seductora música del alma (Sed): “No del día o del agua, bebemos /la transparencia de la piedra/.../ la risa de los arboles/ la duda del desierto,/ la urgencia del chotillo que mama por primera vez./ No sabemos/ que ocurrirá mañana, acaso/ luego;/ mientras,/ entretenemos nuestra sed/ con las cosas del mundo.” (p54)


0 comentarios: